type-away_webEstas son algunas sugerencias (este término me gusta más que consejos) para que puedas administrar tu tiempo de manera simple aunque muy efectiva, pueden ayudarte a organizar mejor tu día a día y evitar que pienses que te faltan horas para todo lo que tienes ó quieres hacer.

1. Crea prioridades
Seamos conscientes de ello o no, todos tenemos/otorgamos prioridades. Puedes dividir las tuyas en tres grupos: esenciales, importantes y triviales. Realiza las primeras dos y la tercera déjala para cuando tengas tiempo o ignórala. También como alternativa puedes usar un cuadro de gestión del tiempo como guía.

2. Organiza las tareas de acuerdo a tu tipo de horario de eficiencia óptima.
Hay personas que tienden a dividir o querer clasificar a las personas en grupos de personalidad, y tal vez puede ser más o menos útil en términos organizativos, pero solo eso.
Dicho esto, las personas tienen mayor energía y motivación para hacer actividades a distintas horas, si te levantas temprano y tienes energía durante la mañana o sientes que por la noche es tu mejor momento o tal vez por la tarde. Lo importante es que programes tus tareas y actividades de tal manera que puedas realizarlas en el momento que más energía y motivación tienes.

3. Se realista en tus tareas/objetivos y escríbelos
La mejor forma de auto-sabotear tu productividad es programar un objetivo que intuyes o sabes no alcanzarás con tu actual nivel de rendimiento. Es importante que te plantees objetivos que puedas alcanzar en cortos periodos de tiempo, así te motivarás más rápido y podrás generar nuevos objetivos.

4. Establece un tiempo adecuado para alcanzar tu tareas/objetivo
Establece un espacio de tiempo sensato para alcanzar tu objetivo, así evitaras sentir presión por que estés alcanzando el tiempo límite sin resultados. Cualquiera que sea el tiempo que pensaste tardarías en la actividad a realizar, agrega un porcentaje de 20%, 25% o 30% adicional al que consideras adecuado, y así cuando termines antes de tiempo te sentirás fantástico(a).

5. Enfócate a corto y mediano plazo
En la administración del tiempo, es útil pensar en el proceso y el desempeño, o dicho de otro modo, debemos pensar a corto y mediano plazo. Si tienes una labor que te tomará 10 horas y hoy día tienes 30 minutos libres y mañana 5 horas libres, ¡úsalas! ¿Quién dijo que tienes que completar esas 10 horas en un solo día?

6. Foco, foco, foco
Imagina cual será tu resultado deseado una vez que hayas alcanzado tu meta. Y continúa imaginándolo. Mientras más te imagines a ti mismo “caminando/llegando hacia la meta”, más probable es que lo hagas realmente. Esto te ayudará a mantenerte enfocado.

7. Analiza las tareas que dejas de lado
La próxima vez que sientas que no tienes ganas de hacer nada, analízate a ti mismo. Pregúntate “¿Qué sucede?”. Luego de ser posible, haz esa tarea igualmente pero en un ambiente agradable para ti. Recompénsate luego.

8. Aprende a decir “No”
Evita sentirte culpable al decirle NO a alguien o a una actividad que te quitará tiempo. Sé responsable contigo, con tu tiempo y con tus tareas/objetivos.

9. Un buen descanso
Es importante que te des un tiempo para descansar y relajarte, recuperarás tu energía y podrás reintegrarte a tus actividades con mejor actitud y más motivado(a).

Deseo que estas sugerencias te sean útiles. No hace falta usarlas todas, aplica las que mejor se adapten a tu personalidad y vida.

Pin It on Pinterest